Cofradía de Ntra. Sra. de la Piedad y Cristo Muerto

Breve historia

En el mes de Mayo de 1948, y bajo la Presidencia del Sr. Cura Arcipreste, D. Teodosio Martínez Pardo, se reunió un grupo de unos treinta hombres, con el fin de constituir una nueva cofradía de Semana Santa, con el título de Ntra. Sra. de La Piedad y Cristo Muerto”, según consta en el Acta Fundacional; quedando fundada el día 14 de Mayo. En aquella misma reunión resultó elegida por unanimidad la Junta Directiva todos mayores de edad y vecinos de esta localidad.

En medio del mayor entusiasmo por parte de todos, pudo presentarse la Cofradía en los Desfiles Procesionales del año 1949. Se adquirió el paso, cetros, Guión-Estandarte y cuatro faroles, y un gran número de hermanos desfilaron encapuchados. Con el tiempo, se fueron completando todos los ornamentos y enseres necesarios: sudario, cruz-guía, etc…

Los estatutos fueron aprobados en Junta General el 22 de Enero de 1950. Al tratarse de una cofradía de penitencia a la hora del fallecimiento de algún cofrade, el Hermano Mayor lleva al lugar de vela del difunto el cubreféretos con el anagrama de la cofradía.

El 22 de Marzo de 1953, a las 10 de la mañana se procede al traslado procesional de la imagen, desde el Colegio de R.R. Concepcionistas, donde se encontraba desde la fundación de la cofradía a la capilla del Barrio del Rosario, donde podrá estar expuesta al culto y veneración. En dicha capilla es venerada actualmente, como acto de recuerdo hacia esos cinco años que permaneció allí “La Piedad” en la Procesión de la Noche del Martes Santo al llegar el paso de la Virgen a la altura de la capilla del convento, las MM acompañadas de las voces de sus alumnos le cantan a la virgen, momento muy emotivo que cada año congrega a más personas para escuchar dicho cántico.

Es digno de reseñar el hecho de que la Cofradía, desde el año 1956, contaba con una banda de cornetas y tambores propia. Dicha banda estaba formada por hermanos que desfilaban encapuchados, y que resultaba ser todo un orgullo para la Hermandad, realizando una labor encomiable.

El 17 de Febrero de 1970, se hace efectivo el hecho de suspender la Semana Santa escurialense. En la primavera del año 1983 se volvieron a echar a la calle los Pasos para comenzar una nueva andadura en nuestra Semana Santa, participando nuestra cofradía desde ese momento hasta nuestros días.

En esta segunda etapa, los comienzos no fueron, precisamente, un camino de rosas. El poner de nuevo en funcionamiento una Semana Santa como la nuestra lleva consigo una ardua tarea, digna de agradecimiento, por parte de las personas que, con gran ilusión, se pusieron “manos a la obra”.

En la actualidad, la cofradía cuenta con 445 cofrades, entre los que se incluyen vecinos de El Escorial, y distintos sitios de la Comunidad de Madrid e incluso de fuera de la misma.

En diciembre de 2008, el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial puso el nombre de la cofradía al parque situado entre la intersección de las calles Vista Bella y Juan de Toledo.

Indumentaria

Inicialmente, sus hermanos vestían túnica y capuchón de color granate, razón por la cual eran conocidos, popularmente, como los “rojos”, “granates” o “coloraos”.

Posteriormente, el 9 de marzo de 1953, en Junta General, es cuando se decide cambiar el color del capuchón al azul actual.

Imaginería

En 1949 se adquirieron el Paso, los cetros, Guión-Estandarte y cuatro faroles. La imagen, de gran belleza y expresividad, era de pasta de escayola y se adquirió en Madrid con los donativos de sus devotos. Era una reproducción del original del escultor D. Miguel Blay.
Desde el año 1949 hasta 1953 la imagen de “La Piedad” era portada en unas andas realizadas en los talleres del artista local D. Alfredo del
Moral.

El 19 de Noviembre de 1992 se decide sustituir la imagen de Ntra. Sra. de La Piedad, dado el deterioro que presenta, por una reproducción en talla de madera policromada, y realizada por el
imaginero D. Antonio Fernández Dorrego. Asimismo, se encarga al mismo autor la realización de un nuevo trono de madera labrada y dorada en pan de oro, habiendo sido restaurado en los años 2002 y 2009-2011

Procesiones

Realiza el desfile procesional el Martes Santo. El recorrido generalmente parte de la capilla de Nuestra Señora del Rosario y pasa por la Plaza del Rosario, la calle Vistabella, el parque de la Piedad, la calle Juan de Toledo, la plaza de la Virgen de Gracia, y las calles Floridablanca, San Antón, Del Rey y Las Pozas, finalizando en la parroquia de San Lorenzo Mártir.

También participan en el desfile procesional del Viernes Santo.