Fechas de celebración

La fecha de celebración de la Semana Santa depende del momento en el que se celebra la Pascua de Resurrección que coincide con el domingo siguiente a la primera luna llena que sigue al equinoccio de la primavera del hemisferio norte.

No obstante, para evitar que la Pascua cristiana coincida con la judía, la iglesia estableció unos mecanismos correctores, estableciéndose que el domingo de Pascua sea el siguiente a la primera luna llena ‘eclesiástica’ (un plenilunio ficticio definido por la Iglesia mediante unas tablas numéricas) que se da en o tras el 21 de marzo.

De esta forma, cuando este plenilunio cae en domingo, la Pascua se celebra el domingo siguiente. Por esa razón, la Pascua de Resurrección nunca puede ser antes del 22 de marzo, cuando el plenilunio sucede un 21 de marzo que además es sábado, ni después del 25 de abril, cuando hay plenilunio el 20 de marzo y, además, el 18 de abril (fecha del siguiente plenilunio) es un domingo, lo que hace retrasar la Pascua de una semana.

La Semana Santa se inicia el Domingo de Ramos que es el inmediatamente anterior al Domingo de Pascua.